Ciudades de a bici

Publicado: 7 febrero, 2012 en Ecología
Etiquetas:

En la actualidad, la mayoría de los habitantes de una ciudad podrían asegurar que el uso de la bicicleta es un paso en la evolución del hombre pues contribuye de manera significativa con el cuidado del medio ambiente, mejora la salud y ejercita el cuerpo. Gracias a la educación ambiental recibida y a programas implementados por algunos gobiernos, las generaciones de hoy preferirían utilizar una bicicleta para realizar sus actividades. Agobiados por vivir en ciudades obesas que enferman y colapsan debido a la cantidad de carros que hay, muchos ciudadanos han dejado atrás esa idea peyorativa y marginal con la que en el pasado se referían a los “pueblos bicicleteros” pues nos les había llegado el “progreso” de los carros. Ya sea por el deseo de reducir su huella de carbón, por salud o por moda, los ciudadanos podrían estar listos para andar en bici regularmente, pero desafortunadamente las ciudades no.

Urbanistas y planeadores de ciudades ya no pueden ignorar esta herramienta de movilidad, me refiero a la bicicleta como medio de transporte y deben proponer una infraestructura que cubra estas necesidades de salud y bienestar para sus habitantes. Ciudades como DF y Guadalajara han implementado con éxito rutas que cubren algunos puntos estratégicos de la ciudad. Es común que en los perímetros de universidades se construyan hogares, departamentos o dormitorios para estudiantes por su comodidad y cercanía, pero me parece irónico que dentro de las universidades no haya aparcamientos para bicicletas. Por otra parte, el modelo de casa habitación que el gobierno promueve, carece de la infraestructura para usar bicicletas y siguen patrones de casas dispersas conectadas por vialidades para uso necesario de automóviles. Los arquitectos tenemos que empezar a proponer estos espacios. Así como aprendimos a proyectar rampas y áreas con medidas adecuadas para personas con capacidades diferentes, tenemos que incluir en los diseños, espacios para el uso de bicicletas. Ni casas de interés social ni desarrollos de nivel residencial están siendo planeados para utilizar bicicletas. Es común encontrar fraccionamientos residenciales con campos de golf, casas club con lagos artificiales y vigilancia a toda hora pero que sus calles no son aptas para moverse en bici pues nunca fueron planeadas para ese propósito.

Plantear el uso de la bicicleta como una herramienta de movilidad única y así curar los males de la ciudad, es plantear una utopía. El uso automóviles y aviones siempre serán necesarios, el reto, es trazar ciudades con la infraestructura adecuada para conectar automóviles, transporte público, motocicletas y bicicletas. Desafortunadamente mientras vivamos en ciudades lejanas a nuestros trabajos, desarrollemos actividades a grandes distancias, y hayan ciudades extensas con baja densidad de población, seguiremos haciendo uso del automóvil hasta para ir a la tienda a comprar un refresco. El caos vial generado por el crecimiento desmedido en la ciudad, se entendió tardíamente y ahora sus habitantes padecen las incomodidades que ampliaciones y construcciones provocan por todas partes. Lo que es inconcebible, o mejor dicho donde tenemos tiempo para actuar, es en provincias y pequeños pueblos donde el congestionamiento vial ya se hace presente.

Fomentar el uso de bicicleta en nuestra comunidad y proponer la construcción de racks en nuestro condominio es un buen punto para iniciar.

Nos vemos en twitter @cesar_hrg

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s